Antes de abordar el tema que nos ocupa, es oportuno mencionar que las micro y pequeñas empresas representan en conjunto el 97.6% de las unidades económicas que existen en México 1.

Esta estadística nos da una referencia de la importancia que tienen los pequeños negocios para la economía mexicana, en especial en aquellas comunidades del país donde la industria y el empleo son escasos.

Las micro y pequeñas empresas representan también la principal fuente de empleo para muchas familias mexicanas, con emprendimientos como tortillerías, papelerías, tiendas de abarrote y minoristas diversos.

¿Cómo financian sus actividades estos pequeños negocios?

El ahorro representa la principal fuente de financiamiento de las micro y pequeñas empresas. Adicionalmente estas empresas pueden acceder a pequeños préstamos de diversas fuentes, así como a créditos de proveedores. Estos recursos generalmente se destinan a la compra de mercancías, equipo y mobiliario.

¿Qué debes considerar al momento de solicitar algún tipo de financiamiento?


  • El uso/destino que le darás: Considera cuáles son las necesidades en tu negocio (mobiliario, equipo, mercancías) y el importe de inversión que necesitas.

  • Los beneficios: sin duda, los beneficios deben ser mayores que el costo, reflexiona: ¿es una inversión necesaria? ¿requiere o no financiamiento? ¿Cuáles son los beneficios de hacer esta inversión? Ejemplo: invertir en mercancías y publicidad incrementará significativamente el volumen de ventas.

  • El costo: este, está asociado a la tasa de interés que deberás pagar, así como al cobro de comisiones.

  • La capacidad de pago: es el monto máximo que puedes destinar al pago de un crédito (considerando capital e intereses) y es muy importante conocerlo para poder cumplir con las obligaciones que esto representa y no caer en un problema de sobreendeudamiento. La capacidad de pago se calcula restando al total de los ingresos todos los gastos que se realizan en el mes para cubrir sus necesidades. Los ingresos deben ser suficientes para cubrir los gastos y pagar puntualmente tu crédito.

  • En conclusión, es importante mencionar que las opciones de financiamiento están a la mano, en tanto, tu tarea es hacer un análisis sensato de las necesidades del financiamiento, incluso considerar otras opciones, como el ahorro y la aportación de socios que no implican necesariamente recurrir al endeudamiento.