Nacional Monte de Piedad.- En notas anteriores presentamos una metodología para registrar los ingresos de tu negocio, es decir, todas las entradas de dinero como resultado de las ventas.

Es importante tener presente que los ingresos no son los únicos movimientos de dinero en un negocio, también existen salidas de dinero, a las que llamaremos egresos.

Como ejemplo de egresos, podemos mencionar:


  • Pago de servicios diversos como luz, agua, teléfono, paquetería.

  • Compra de materia prima y mercancías

  • Pago de sueldos y salarios.

  • Pago de impuestos y deudas.


¿Por qué es importante registrar estas salidas de dinero?

Los egresos nos permiten conocer con exactitud el uso y el destino que estamos dando al dinero, dicho de otra manera, cuánto y en qué estamos gastando. También nos permite identificar algún pago indebido, un gasto innecesario, o alguna oportunidad para mejorar nuestro margen de ganancia.

Una forma sencilla de llevar el registro y control de los egresos es clasificarlos en “Compras” y “Gastos”.

Las compras se relacionan con adquisiciones como las materias primas para elaborar un producto, mercancías para la venta, equipo o maquinaria que posteriormente se traducen en los ingresos del negocio.

Por otro lado, los gastos son aquellos pagos relacionados con el funcionamiento del negocio: sueldos, consumo de energía, renta de local comercial, telefonía, transporte, gasolinas, entre otros.

¿Por qué es importante hacer la distinción entre compras y gastos?

Nos ayudará a separar el dinero, saber con exactitud cuánto estamos destinando a la fabricación del producto y cuánto dinero a gastos para el funcionamiento del negocio. Esto te permitirá descubrir si tus costos de fabricación son muy altos y así analizar la manera en que podrías reducir costos buscando mejores proveedores sin afectar la calidad del producto.

En conclusión...

Llevar un registro ordenado de tus egresos te ayudará a tomar decisiones importantes para mejorar la rentabilidad de tu negocio.

Comparte con tus colaboradores (familia y empleados) por qué es fundamental llevar un registro detallado de las entradas y salidas de dinero, sin lo cual el negocio podría estar en riesgo de fracasar al no tomar decisiones necesarias a tiempo.